12 oraciones navideñas: experimente alegría y felicidad familiar estas vacaciones

A medida que nos acercamos a la temporada navideña, nos enfrentamos con otra oportunidad más de detenernos en medio de toda la emoción, las decoraciones y la comercialización, para considerar nuevamente el origen de la Navidad: Aquel cuyo nacimiento celebramos. No olvidemos el verdadero significado de por qué celebramos durante esta época del año. Celebre al niño Jesús y confíe en Él como Salvador hoy.

Reflexione sobre la alegría y la esperanza de la temporada navideña con estas oraciones navideñas:

  • Una oración para mantener la Navidad simple
  • Una oración para recordar de qué se trata la Navidad
  • Una oración por la paz durante la temporada navideña
  • Bendición de Nochebuena
  • Una breve oración de agradecimiento
  • Una oración para mantener a Dios en el centro durante las vacaciones
  • Una oración por los alegres y no tan felices
  • Una oración para reenfocarse durante la temporada navideña
  • Una oración por los días después de Navidad
  • Una bendición del árbol de navidad
  • Señor, recuérdame la oración
  • Feliz cumpleaños jesús oración
  • Una oración de agradecimiento de Christimas

1. Una oración para mantener la Navidad simple

Querido Señor, no nos dejes extrañarte esta temporada navideña. Ayúdenos a simplificar nuestras actividades y tradiciones para que podamos centrar nuestra celebración en su nacimiento. Gracias por ser el Príncipe de la Paz, y te pido que esa paz sobrenatural reine en nuestros corazones. Gracias por el mensaje simple pero que cambia la vida de Tu amor por nosotros. En el nombre de Jesús, amén.

~ Melanie Chitwood

2. Una oración para recordar de qué se trata la Navidad

Señor, te agradezco por venir a la tierra para que puedas redimirme. Cuando pienso en la medida en que estabas dispuesto a ir para salvarme, me dan ganas de gritar, celebrar y llorar de agradecimiento. Me amas mucho y estoy muy agradecido por ese amor. Sin ti, aún estaría perdido y en pecado. Pero por todo lo que has hecho por mí, hoy soy libre; mi vida es bendecida; Jesús es mi señor; El cielo es mi hogar; y Satanás no tiene derecho a controlarme. ¡Te estaré eternamente agradecido por todo lo que hiciste para salvarme! ¡Ruego esto en el nombre de Jesús!

~ Rick Renner

3. Una oración por la paz durante las vacaciones

Señor, en una estación en la que cada corazón debe ser feliz y ligero, muchos de nosotros estamos luchando con la pesadez de la vida, cargas que roban la alegría de nuestras medias navideñas. Desastres climáticos enloquecen en áreas desprevenidas, devastando hogares pacíficos e interrumpiendo la vida de residentes desprevenidos. La tragedia llega cuando sufren víctimas inocentes, y una voz interior susurra: “¡Ten miedo!”. Necesitamos tu paz, Jesús.

Señor, aún cantamos el maravilloso mensaje, acurrucados bajo gorros de invierno en los porches cubiertos de nieve, o de iglesias, dirigidos por músicos entusiastas o miembros del coro. Sin embargo, confesamos que nuestros corazones a menudo se llenan de maravillas de un tipo diferente: preguntándose cuándo se pagarán las facturas, cuándo se detendrá el terror, cuándo vendrá el descanso. ¿Alguna vez? ¿Sigue siendo cierto el mensaje?

En un mundo donde prevalece la preocupación, no la paz, despierta esas buenas noticias nuevamente. Esta Navidad, hazlo real en nuestros corazones. Nunca hemos necesitado tu alegría y paz más que ahora. Gracias por el regalo de Jesús, nuestro Emanuel, la Palabra hecha carne. Perdónanos por olvidar, que tu amor nunca cambia, nunca se desvanece, y que nunca abandonas el propósito por el que viniste: salvarnos de nuestra condición pecaminosa y darnos vida eterna, la alegría de la relación con un Dios santo. Su nacimiento, y su muerte, sellaron su promesa para siempre.

Para aquellos cuyos corazones están maltratados por el dolor o las relaciones rotas, para aquellos cuyas vidas solo conocen el conflicto y la confusión, para aquellos cuyos cuerpos están cansados ​​y probados más allá de su capacidad de soportar este año: precioso Salvador, acércalos a Ti. Hágales saber que sigue siendo el mismo Jesús que nació de una virgen, no en un hospital sino en un establo de animales, puesto en un pesebre de heno. Todavía eres Aquel enviado por un Padre celestial que no ofreció condena por nuestros pecados, sino amor y perdón, y comunión diaria y divina.

No solo necesitamos tu paz y alegría; Señor, lo anhelamos. Prometiste descansar para los cansados, la victoria para los heridos de batalla, la paz para los ansiosos y la aceptación de los corazones rotos, no solo en Navidad, sino todos los días de cada año.

Libere la alegría en nosotros que ha sido aplastada por el orgullo, las prioridades equivocadas o los eventos mundiales. Derriba las fortalezas que nos han mantenido cautivos demasiado tiempo. Extinga las llamas de la aprensión que nos roban un espíritu tranquilo y silencioso. Muéstranos nuevamente la belleza de esa noche santa hace tantos siglos.

Su nombre todavía se llama "Maravilloso", "Consejero", "El Dios Poderoso", "El Padre Eterno" y "El Príncipe de la Paz". Como Sus hijos, clamamos por un nuevo relleno y una nueva conciencia de Quien eres. Elegimos por fe hacer realidad las “buenas nuevas de gran alegría” en nuestras propias vidas, para que otros puedan vernos como árboles iluminados de la vida, señalando a Ti esta Navidad. Sabemos que un día cada rodilla se doblará y cada lengua confesará que Tú eres el Señor. Y también sabemos que la paz en la tierra solo puede venir cuando los corazones encuentran paz contigo.

Sigues siendo nuestra alegría. Sigues siendo nuestra paz. Ya no eres un bebé en el pesebre. Eres Señor de señores y Rey de reyes. Y aún te celebramos como Señor, esta Navidad y siempre.

~ Rebecca Barlow Jordan

4. Bendición / Oración de Nochebuena

Que se llene de la maravilla de María, la obediencia de José, la alegría de los ángeles, el entusiasmo de los pastores, la determinación de los magos y la paz del niño Cristo. Dios Todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo te bendiga ahora y para siempre.

5. Una breve oración de Navidad Gracias

Gracias a Dios por enviar a Tu Hijo en una noche gloriosa para nacer virgen, vivir una vida perfecta y morir en la cruz por mis pecados. Gracias porque resucitó de los muertos tres días después y que esta Navidad y cada Navidad podemos celebrar el regalo de la vida eterna a través de Jesucristo. Amén.

6. Una oración para mantener a Dios en el centro durante las vacaciones

Señor, te adoramos durante esta temporada navideña. Eres nuestro maravilloso Consejero, Dios poderoso, Padre eterno y Príncipe de paz (Isaías 9: 6). Elegimos ponerlo en el centro de nuestra vida familiar mientras celebramos su nacimiento. Evita las distracciones y ayúdanos a invitarte a todas nuestras actividades familiares. Enséñanos a orar y ayúdanos a glorificarte y adorarte en nuestra familia durante esta época ocupada del año. Danos un espíritu de sabiduría y revelación para que podamos conocerte mejor (Efesios 1:17). Gracias por ser Emanuel, "Dios con nosotros". Abre nuestros ojos para darnos cuenta de esto cada día mientras interactuamos con los demás. Ayúdanos a ser amables y compasivos unos con otros, perdonándonos unos a otros, tal como nos perdonaste (Efesios 4:32). Muéstranos formas creativas de amar y cuidar a los que están fuera de nuestro hogar. Llénanos hasta rebosar de tu amor por los perdidos. Enséñanos a hacer actos de bondad con aquellos que lo necesitan en esta época del año. Que nuestra familia sea un refresco y luz para los demás. Te pedimos que toques con salvación a aquellos en nuestra familia que no te conocen [Nombra esos individuos]. Abre sus corazones a tu gran amor por ellos. Ayúdanos a compartir tu verdad y ser tu luz. Eres el salvador del mundo.

Amamos Tu Palabra y elegimos hacerla central en nuestra vida familiar. Tu Palabra está viva y activa. Es más afilada que cualquier espada de doble filo. Juzga los pensamientos y las actitudes de nuestros corazones (Hebreos 4:12). Anhelamos alinearnos espiritualmente con usted y su palabra todos los días. Queremos rezar su Palabra con su autoridad, y con mayor fe y obediencia en nuestras vidas a medida que nos acercamos a este Año Nuevo. Nos regocijamos en seguir tus estatutos como uno se regocija en grandes riquezas. Meditamos en tus preceptos y consideramos tus caminos. Nos deleitamos en tus decretos. No descuidaremos tu palabra. Abre nuestros ojos para que podamos ver cosas maravillosas en tu ley. Corremos en el camino de tus mandamientos, porque has liberado nuestros corazones (Salmo 119: 14-16, 18, 32).

Señor, queremos ser apasionados por las cosas que te apasionan. Ayude a cada miembro de nuestra familia a ser un alumno de la Biblia. Enséñanos a rezar Tu Palabra en voz alta en nuestras devociones familiares de tal manera que veamos grandes avances espirituales en nuestro hogar, amigos, escuela y lugar de trabajo. Ayúdanos a declarar promesas y decretos proféticos de Tu Palabra. Queremos experimentar el poder vivificador de Tu Palabra diariamente en nuestra familia. Muéstranos la verdad en Tu Palabra y dale vida a través de nuestras oraciones. Abre los ojos de nuestros corazones para que podamos iluminarnos a fin de conocer la esperanza a la que nos has llamado, las riquezas de nuestra gloriosa herencia en ti y tu incomparable gran poder (Efesios 1: 18-19). En el nombre de Jesús, amén.

7. Una oración por los felices ... y los no tan felices

Padre Dios, te agradecemos y te alabamos hoy por el milagro del nacimiento de tu Hijo. ¡Gracias por traer una GRAN ALEGRÍA al mundo entero! Gracias por darnos la seguridad de que debido a que viniste a nosotros en forma de humano, nosotros que creemos en Jesús podemos saber con absoluta certeza que pasaremos la eternidad contigo.

Te damos gracias, Señor, por las muchas razones por las que nos han dado una feliz Navidad. Y nos regocijamos por cada bendición. Nueva vida. Nuevo amor. Una casa. Un trabajo. Nuevas oportunidades. Segundas oportunidades. Y más.

Sabemos, Señor, que traes el sol y la luna y pones las estrellas en movimiento. Le dices al océano dónde parar y a la nieve cuándo comenzar. Y te agradecemos por el poderoso regalo de tu creación.

Gracias, Padre, por los líderes espirituales y amigos llenos de fe que nos siguen alentando cuando estamos cerca de rendirnos.

Y aunque tenemos muchas razones para alegrarnos hoy, Señor, también sabemos que el 25 de diciembre puede no ser tan alegre por una gran cantidad de razones. Oramos por aquellos que están experimentando pérdidas esta Navidad: relacionales, financieros, espirituales y físicos.

Oramos por aquellos que están lidiando con amar a un hijo pródigo y nuestros amigos y familiares cuyos corazones están lejos de ti. Oramos por aquellos que se enfrentan al desempleo y las adicciones y las enfermedades crónicas ... y al dolor y las frustraciones interminables de todo tipo. Gracias, Señor, porque eres el maravilloso consejero y príncipe de paz, incluso en medio de nuestras no tan alegres circunstancias.

Finalmente, Señor, te pedimos que nos concedas paz. Paz en nuestros hogares, paz en nuestras iglesias y paz en nuestros corazones, cuando el mundo que nos rodea gira fuera de control. Ayúdanos a mantenernos enfocados en Ti, esta Navidad y siempre. Gracias por amar al mundo entero lo suficiente como para enviar el mejor regalo, Tu Hijo, para que podamos tener una muy feliz Navidad. En el nombre de Jesús, amén.

~ Steph Raquel

8. Una oración para reenfocarse durante las vacaciones

Querido Dios, a veces me atrapo demasiado el comercialismo navideño. OK, muchas veces Hoy voy a reenfocar mi corazón y recordar por qué estoy celebrando este maravilloso día en primer lugar. Hoy estoy celebrando a Jesús ... ¡y todos los días! En el nombre de Jesús, amén.

~ Sharon Jaynes

9. Una oración por los días después de Navidad

Querido Dios, ayúdanos a centrarnos en ti hoy, recordando que el regalo de Cristo, Emanuel, es nuestro regalo más preciado para todo el año. Llénanos con tu alegría y la paz de tu Espíritu. Dirige nuestros corazones y mentes hacia ti. Gracias por su recordatorio de que, tanto en temporadas de celebración como en temporadas de quiebre, todavía está con nosotros. Nunca nos dejas. Gracias por su presencia diaria en nuestras vidas, que podemos estar seguros de que su corazón está hacia nosotros, sus ojos están sobre nosotros y sus oídos están abiertos a nuestras oraciones. Gracias por rodearnos con el favor, como con un escudo, estamos seguros en su cuidado. Elegimos acercarnos a usted hoy ... En el nombre de Jesús, Amén.

~ Debbie McDaniel

10. Una bendición del árbol de navidad (tomado del Salmo 96 y Ezequial 17)

Canta al Señor una nueva canción; Cantad a Jehová, toda la tierra. Cantad a Jehová, alabad su nombre; proclama su salvación día tras día. Declara su gloria entre las naciones, sus maravillas entre todos los pueblos. Porque grande es el Señor y el más digno de alabanza; debe ser temido sobre todos los dioses. Porque todos los dioses de las naciones son ídolos, pero el SEÑOR hizo los cielos. El esplendor y la majestad están ante él; fuerza y ​​gloria hay en su santuario. Atribuyan al SEÑOR, todas las familias de las naciones, atribuyan al SEÑOR la ​​gloria y la fuerza. Atribuye al SEÑOR la ​​gloria que se debe a su nombre traer una ofrenda y entrar en sus tribunales. Adora al SEÑOR en el esplendor de su santidad; tiemblan ante él, toda la tierra. Diga entre las naciones: "El Señor reina". El mundo está firmemente establecido, no puede ser movido; juzgará a los pueblos con equidad. Alégrese los cielos, alégrese la tierra; que resuene el mar y todo lo que hay en él. Que los campos estén jubilosos, y todo en ellos; deja que todos los árboles del bosque canten de alegría. Que toda la creación se regocije ante el SEÑOR, porque él viene, él viene a juzgar la tierra. Juzgará al mundo en justicia y a los pueblos en su fidelidad. - Salmo 96 “'Esto es lo que dice el Soberano SEÑOR: yo mismo tomaré un brote desde la parte superior de un cedro y lo plantaré; Romperé una rama tierna de sus brotes superiores y la plantaré en una montaña alta y alta. En las alturas de las montañas de Israel lo plantaré; Producirá ramas y dará fruto y se convertirá en un espléndido cedro. Pájaros de todo tipo anidarán en él; encontrarán refugio a la sombra de sus ramas. Todos los árboles del bosque sabrán que yo, el SEÑOR, derribo el árbol alto y hago que el árbol bajo crezca alto. Yo seco el árbol verde y hago que el árbol seco florezca. “'Yo, el SEÑOR, he hablado, y lo haré' '” - Ezequiel 17: 22-24

11. Canción de oración “Señor, recuérdame”

Cuando escucho las noticias y escucho otra guerra ha comenzado

Y me pregunto si Dios está del lado de cualquiera

Oigo bala, clavo o esposas, los aburre todos Y a la luz mi corazón es tan oscuro como el de cualquiera

Señor, recuérdame

Señor, recuérdame

Que los pastores escucharon a los ángeles romper el silencio en el campo.

Que los sabios encontraron un bebé y no pudieron evitar arrodillarse

Que el que escuchó nuestro llanto, se convirtió en un niño en el pesebre durmiendo

Señor, recuérdame

Porque es Navidad y quiero recordar

~ Jon Guerra

12. Feliz cumpleaños, oración de Jesús

Padre, hoy celebro la realidad de tu presencia en mi vida. Celebro tu nacimiento, tu vida, tu muerte y tu resurrección. Y mientras celebro, Señor, ayúdame a ser "Dios con piel" para los necesitados a mi alrededor. ¡Abre mis ojos y déjame verlos como Tú los ves! Te quiero. Feliz cumpleaños Jesús! En el nombre de Jesús, amén.

~ Mary Southerland, Novias en Dios

13. Una Oración de Navidad Gracias

Querido Señor, no nos dejes extrañarte esta temporada navideña. Ayúdenos a simplificar nuestras actividades y tradiciones para que podamos centrar nuestra celebración en su nacimiento. Gracias por ser el Príncipe de la Paz, y te pido que esa paz sobrenatural reine en nuestros corazones. Gracias por el mensaje simple pero que cambia la vida de Tu amor por nosotros. En el nombre de Jesús, amén.


Este artículo es parte de nuestra biblioteca más grande de recursos de Navidad y Adviento centrada en los eventos que condujeron al nacimiento de Jesucristo. ¡Esperamos que estos artículos lo ayuden a comprender el significado y la historia detrás de las fiestas y fechas cristianas importantes y lo alienten a medida que se toma el tiempo para reflexionar sobre todo lo que Dios ha hecho por nosotros a través de su hijo Jesucristo!

Que es navidad Comprender la historia, el origen y las tradiciones

El nacimiento de Jesús: historia bíblica y versículos de las Escrituras

Versículos bíblicos navideños e historia de las Escrituras

Corona de Adviento y Velas: Entendiendo el Significado, Historia y Tradición

Oraciones de adviento

Artículos De Interés