6 maneras en que el Espíritu Santo ora por ti

La tercera persona de la Trinidad puede ser el Dios olvidado. A menudo extrañamos su trabajo simplemente olvidando quién es Él y lo que está haciendo en nuestras vidas. Dios es trino: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Y todos los atributos divinos de Dios y Jesús también están en el Espíritu Santo. Cuando crees y recibes a Jesús, Dios se mueve hacia ti en la persona del Espíritu Santo, guiando tu mente, corazón y voluntad.

¿Quién es el Espíritu Santo?

El Espíritu Santo es un regalo dado para vivir dentro de aquellos que creen en Jesús. Funciona para producir el carácter de Dios en la vida de un creyente de una manera que no podemos hacer por nuestra cuenta.

Podemos descubrir la obra del Espíritu Santo durante nuestros dulces momentos de oración. El Padre y Jesucristo, el Hijo de Dios, también se encuentran con nosotros cuando cerramos los ojos y susurramos nuestros corazones al cielo. Aunque, Jesús nuestro Sumo Sacerdote es la razón por la que podemos llegar al trono de Dios y Dios el Padre nos da la bienvenida ... ¿Sabías que el Espíritu Santo es realmente la parte más vital de la oración ?

¿Qué hace el Espíritu Santo?

El Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad. No sabemos por qué debemos orar, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros a través de gemidos sin palabras. Y el que busca en nuestros corazones conoce la mente del Espíritu, porque el Espíritu intercede por el pueblo de Dios de acuerdo con la voluntad de Dios. (Romanos 8: 26-27)

El Espíritu no solo nos permite acceder a Dios a través de la fe; ¡Él está orando por ti!

Cuando leí Romanos 8:26 por primera vez, estaba lleno de gratitud. ¿Te imaginas el don, el honor y la gracia involucrados en la intercesión del Espíritu por nosotros? Intercesión significa "actuar en nombre de otra persona". El Espíritu hace esto por nosotros cada vez que oramos. Qué comodidad podemos obtener de este increíble conocimiento.

Pablo habló sobre la obra del Espíritu Santo en Romanos 8. En este capítulo encontramos seis formas en que el Espíritu Santo ora por nosotros:

1. El Espíritu Santo ora por nosotros en un poder que no poseemos.

"De la misma manera, el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad" (Romanos 8:26)

Nuestra debilidad se acabará, pero el Espíritu Santo continuará. Cuando te duermes, estás demasiado débil o simplemente emocionalmente agotado, el Espíritu de Dios interviene y te da la fuerza que necesitas para continuar en oración.

2. El Espíritu Santo ora por nosotros con la sabiduría que nos falta.

"No sabemos por qué debemos orar, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros a través de gemidos sin palabras" (Romanos 8:26).

¿Alguna vez has sentido que no tienes idea de lo que estás haciendo? Cuando me entregaron a mi hijo por primera vez, pensé: "¡Espero que sepan que no tengo idea de qué hacer!". A veces nuestras vidas parecen completamente caóticas y ni siquiera sabemos qué orar.

El Espíritu camina a nuestro lado y susurra la sabiduría que necesitamos.

3. El Espíritu Santo ora por nosotros en misericordia que nunca podríamos comprender.

"Por lo tanto, ahora no hay condenación para los que están en Cristo Jesús" (Romanos 8: 1)

Aunque Satanás quisiera alimentarnos con mentiras como "No perteneces aquí ... Dios no te ama ... y eres indigno ..." El Espíritu se para en la brecha y dice que la misericordia y la gracia viven aquí.

¡Él es el que grita que no hay condenación para los que están en Cristo!

4. El Espíritu Santo ora por nosotros con una conexión que no poseemos.

“¿Quién nos separará del amor de Cristo?” (Romanos 8:35)

¿Quién mejor para llevar nuestras peticiones al Padre que el Espíritu? Al ser parte de la Trinidad, poseen una conexión más allá de lo que podemos imaginar. Nada puede separarnos del Padre porque el Espíritu es ese vínculo.

5. El Espíritu Santo ora por nosotros con la voluntad de Dios en mente.

"Y el que busca en nuestros corazones conoce la mente del Espíritu, porque el Espíritu intercede por el pueblo de Dios de acuerdo con la voluntad de Dios" (Romanos 8:27).

A veces estoy tan cansado y no puedo rezar. Es en estos tiempos que necesito apoyarme en el Espíritu Santo. Puede que no sepamos qué decir, pero el Espíritu lo sabe.

¿Quién mejor para saber cuál es la voluntad de Dios para nuestras vidas que la tercera Persona de la Trinidad?

6. El Espíritu Santo ora por nosotros con un amor que no podemos contener.

"Porque estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni el presente ni el futuro, ni ningún poder, ni altura ni profundidad, ni ninguna otra cosa en toda la creación, podrán separarnos del amor de Dios que está en Cristo Jesús, nuestro Señor "(Romanos 8: 38-39)

Finalmente, no puedes escapar de la última parte de estos versículos. El Espíritu siempre nos amará y nada puede separarnos de su amor. Es con este amor que el Espíritu le habla al Padre en nuestro nombre.

Cuando nuestros corazones están secos, vacíos y no podemos saber qué decir o cómo orar, el Espíritu da un paso al frente. Parte de su ministerio para nosotros es orar por nosotros. Aunque podemos confiar en el Espíritu para hablar las palabras que no podemos, hay algunos pasos prácticos que puede tomar si está luchando con qué decir.

Aquí hay algunos pasos para cuando luchas con qué decir en la oración:

1. Cambia tu enfoque.

El primer paso podría ser cambiar la forma en que oras. No tiene que permanecer igual toda tu vida. Pruebe un método que estire o despierte algo nuevo en usted. Por ejemplo, si normalmente reza en voz alta, intente rezar en silencio. Si normalmente reza en palabras, intente ponerlo en la canción. Si normalmente pronuncia sus oraciones, intente escribirlas en un diario. Si rezas solo, prueba la oración grupal.

2. Pasa tiempo real en oración.

No establezca un temporizador al principio. La oración no es algo apresurado. Estoy aprendiendo (por las malas) que la oración es una disciplina. Piense en ello como entrenamiento, no en marcarlo en su lista. Puede usar este diario de oración gratuito para comenzar.

3. Escucha algunos buenos sermones.

Mi esposo me presentó a escuchar sermones en línea. Simplemente haga una búsqueda de temas en sitios como SermonAudio.com o el canal de YouTube de Christianity.com y escuche. Los podcasts también son excelentes para esto. Me ha dado una buena perspectiva escuchar a otros enseñar la Palabra de Dios.

¿Qué pasa si la oración no se "siente" bien?

Es verdad: la oración no siempre se "sentirá bien". Cuando me levanto por la mañana y mis hijos ya están despiertos, es posible que no tenga ganas de orar. Mientras me apresuro a pasar el día, me siento un poco desconfiado al parar y rezar. Lo hermoso de la oración es que no lo hacemos solos.

Del mismo modo, el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad. No sabemos por qué debemos orar, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros a través de gemidos sin palabras. Y el que busca en nuestros corazones conoce la mente del Espíritu, porque el Espíritu intercede por el pueblo de Dios de acuerdo con la voluntad de Dios. (Romanos 8: 26-27)

La razón por la cual Romanos 8 está en la Biblia es porque debemos recordar que no oramos solos. Dios el Espíritu Santo está a nuestro lado mientras somos el trono de la gracia. Dios no condenará por la obra de Jesucristo y la confirmación del Espíritu Santo. Si desea un lugar para comenzar, puede encontrar útil este diario de oración.


Sarah Frazer es escritora y mentora de estudio bíblico en sarahefrazer.com. Ella es la esposa de Jason y madre de cinco. Aunque ella sirve en su iglesia local, realiza estudios bíblicos en el hogar y se está preparando para ser una misionera de tiempo completo en Honduras, su pasión es alentar a las mujeres a entrar en la Biblia. Sarah también es autora de tres estudios bíblicos autoeditados para mujeres. Ella comparte herramientas para el estudio bíblico profundamente arraigado en sarahefrazer.com. Descargue su desafío de oración gratuito en sarahefrazer.com/prayer.

Artículos De Interés