Una oración por nuestro país y nuestro liderazgo

¿Cómo rezamos por nuestro país y sus líderes, actuales y futuros? ¿Nuestro voto realmente importa? ¿Y por quién votamos? ¿Podemos nosotros o nuestras oraciones ayudar a cambiar el rumbo de nuestra nación? Si está buscando respuestas para alguna de estas preguntas, ¡aquí hay una oración que podría ayudarlo!

Señor Dios, necesitamos desesperadamente tu sabiduría. Nos has dado un gran país, fundado en principios y verdades de Tu Palabra. Necesitamos hombres y mujeres que lo honren, confíen en usted y nos guíen nuevamente hacia usted. Oramos por los líderes de servicio que aman las cosas que amas y que se preocupan más por los demás que por ellos mismos.

Danos líderes con corazones exigentes, fe audaz y mentes sabias que modelen tu carácter. Enséñeles a ellos, ya nosotros, no solo lo que es bueno, sino lo que es mejor. Guíalos por el camino que debe seguir nuestro país. Dales pureza en sus intenciones y piedad en sus convicciones. Energice sus espíritus y cuerpos física y espiritualmente, y manténgalos emocionalmente seguros en el conocimiento de quién es usted y de quién son. Ayúdelos a ser sinceros y sinceros, enérgicos en la bondad y corteses en sus modales.

Levanta líderes con el mayor potencial de liderazgo piadoso, aquellos que pueden aliviar la confusión, exponer la ilusión y curar el engaño. Solo tú tienes el poder de convertir los corazones de los líderes, pero escuchas y usas nuestras oraciones para llevarlos a la acción correcta. Ayúdanos a ser fieles para cuidar y perseguir Tu corazón en oración.

Ayude a nuestros líderes a admitir rápidamente el fracaso, pero listos para recuperarse en una resistencia persistente. Aliéntelos a elegir sabiamente, y cuando no sepan qué hacer, ayúdelos a mantener sus ojos en usted. Permítales tomar una posición firme sobre los asuntos que realmente le importan, independientemente de las consecuencias o los índices de aprobación. Hazlos complacientes de Dios, no títeres; líderes llenos de convicción, no de corrupción.

Como nación, Dios, ayúdanos a desear la justicia más que a los derechos, y reflejar el sacrificio más que el egoísmo. Nos conoces bien y entiendes nuestros defectos. Convierta esas debilidades en fortalezas; báñanos con tu gracia y misericordia, aunque ninguno de nosotros lo merezca. Llénanos de la audacia para elegir el tipo de libertad que beneficiará a todos, en lugar de a unos pocos. Abra nuestros ojos para ver a los demás como lo hace, con potencial y valor divinos. Pero ayúdenos también a reconocer nuestro propio orgullo al tratar de elevarnos a nosotros mismos y a los demás por encima de usted y su propósito para nuestras vidas.

Te necesitamos, Dios. ¡Oh, cómo te necesitamos! No ha ejercido nada más que fidelidad e imparcialidad en su tratamiento de nuestro país, incluso cuando le hemos dado la espalda y olvidado su bondad para con nosotros. Su disciplina a veces es difícil, pero usted es justo. Tu propósito es siempre acercarnos a ti, bendecirnos y hacernos una gran nación que te honre. Eres un padre bueno, bueno, y tu amor por nosotros tiene un historial probado.

Perdónanos por querer nuestro propio camino y hacer nuestros propios caminos, a menudo los pavimentados con menos resistencia. Perdónanos por caminar por la cerca, o por ignorar por completo las verdades que tan fácilmente nos pueden liberar. Líbranos de peleas sin sentido y destinos que no nos llevan a ninguna parte, pero lejos de ti. Libéranos de la división y derrite nuestros corazones endurecidos para amar, no odiar, y sanar, no debatir.

Nuestra historia ha llorado por líderes reales que resolverán nuestros problemas y satisfarán nuestras necesidades. Pero solo hay un Rey, y ese eres Tú, Señor. Hemos buscado ciegamente respuestas de otros a las preguntas no resueltas de la vida a través de los años, pero usted es el único consejero sabio. Hemos anhelado la paz, pero Tú eres el único Pacificador y el único Príncipe de la Paz. Nos hemos aferrado a nuestras armas de guerra, no como medidas de defensa, sino como fortalezas de orgullo egoísta. Nos fijamos en las apariencias externas; Ya ves el corazón. Contigo, nada formado contra nosotros puede prosperar. Sin ti, no somos nada.

Haznos una gran nación, sí. Pero más que eso, haznos buenos, Señor, con un latido que quiere que cada persona de cada credo y color conozca Tu amor, Tu bondad y Tu valía. Haznos sabios como serpientes, pero gentiles como palomas. Convierta nuestros miedos en fe, mientras miramos a usted y a usted solo por el futuro de nuestro país. Danos la confianza de Dios de que pase lo que pase, creeremos que no solo tienes el control, sino que sabes exactamente lo que se necesita para lograr tu propósito. Ayúdanos a no adivinar tus movimientos, sino a tus órdenes, siempre sin dudarlo.

Te esperamos a ti y solo a ti, Señor. Ayúdanos a tomar decisiones acertadas que muevan a nuestro país en la dirección correcta. Ayúdanos a hacer nuestra parte en la oración y en cumplir con lo que sabemos que es correcto de acuerdo con la verdad de Tu Palabra. Enséñanos a hacer que nuestras acciones cuenten y nuestras palabras importen, y alinearlas a ambas con Tu sentido de lo correcto, no con el nuestro. Guíanos con tu ojo; abrázanos con tu brazo fuerte; enséñanos lo que necesitamos saber para que nuestras vidas y nuestra nación cuenten para ti. Oramos por nuestros líderes, pero le pedimos que nos haga líderes y seguidores: liderando en el camino de la Verdad y siguiendo a aquellos que lo honran.

En el precioso y poderoso nombre de Jesús,

Amén

Rebecca Barlow Jordan es una inspiradora autora, oradora y apasionada seguidora de Jesús a quien le encanta alentar a los demás de corazón a corazón. Ha escrito 11 libros y más de 1700 otros artículos, tarjetas de felicitación y otras piezas inspiradoras. Su devocional diario Daily in Your Presence está disponible para su entrega a través de Crosswalk.com . Puede encontrar más información sobre Rebecca en www.rebeccabarlowjordan.com .


Este artículo es parte de nuestro recurso más grande de Oraciones destinado a inspirar y alentar su vida de oración cuando enfrenta tiempos inciertos. Visite nuestras oraciones más populares si se pregunta cómo orar o qué. Recuerde, el Espíritu Santo intercede por nosotros y Dios conoce su corazón incluso si no puede encontrar las palabras para orar.

Oración para sanar

Oración por la fuerza

Oración por Protección

Oraciones de la mañana

Buenas noches oraciones

Oración de serenidad

Una oración de cumpleaños

Oración del Pecador

Oración por el perdón

Oración de orientación

Oración de intercesión

Oración por la paz

Oración por la fe

Oración por amor

¡Ahora está disponible nuestro nuevo devocional de oración diaria! Una manera fácil de comenzar su día con oración, lea la oración de hoy y regístrese para recibir por correo electrónico.

Artículos De Interés