3 oraciones apasionadas Jesús oró a Dios

Suena el despertador y comienza mi rutina diaria. Una taza de café y mi plan de lectura de la Biblia - verifique . Abro las redes sociales y empiezo a desplazarme a través de mi fuente de noticias: compruebe . Pero la petición de oración que veo en la pantalla de mi computadora hace que me detenga. Revela una realidad desgarradora. Una carga para rezar comienza a crecer en algún lugar muy profundo. Sin embargo, por mucho que anhele gritar, no sé por dónde empezar. Las palabras no parecen tener el poder de transmitir la profunda empatía que siento. Porque he estado allí Todos lo hemos hecho, en tiempos dolorosos que nos dejan atónitos. Es en estos momentos angustiosos que a menudo no podemos encontrar las palabras para orar. Pero Jesús nos muestra el poder de las oraciones que brotan de un lugar de emoción cruda. Jesús entendió nuestro dolor. De hecho, Jesús oró sus oraciones más apasionadas en los momentos más difíciles. Y a través de estas oraciones encontramos el ejemplo y el aliento que necesitamos para nuestros propios momentos difíciles. Aquí hay tres oraciones apasionadas que Jesús oró a Dios. Una oración de gratitud a través del dolor y la pena Jesús escuchó que su amigo se había enfermado. Amaba a este hombre. La situación de Lázaro parecía sombría, pero Jesús mostró confianza en el plan de Dios al decir: “La enfermedad de Lázaro no terminará en muerte. No, sucedió para la gloria de Dios para que el Hijo de Dios reciba gloria de esto ” (Juan 11: 4). Cuando Jesús llegó a verlo, Lázaro había estado muerto cuatro días. Jesús reveló la magnitud de su dolor después de encontrarse cara a cara con María. Cuando Jesús la vio llorar, se sintió "profundamente conmovido" (Juan 11:33). Entonces lloró también. Jesús se afligió por la pérdida de su amigo, pero también estaba respondiendo a la profunda angustia de María. Como lo haría cualquier amigo verdadero, Jesús ofreció sus propias lágrimas, llorando junto con ella. Jesús siguió a la multitud hasta la tumba y les pidió que rodaran la piedra. Luego oró una oración apasionada de acción de gracias. "Padre, gracias por escucharme" (Juan 11:41). No rezó para que Lázaro despertara. No oró para que Dios realizara un milagro. Agradeció a Su Padre por estar siempre disponible en momentos de necesidad, por escuchar siempre. Él oró para que otros lo vieran y creyeran. Una oración para que prevalezca la voluntad de Dios A veces oro y Dios hace un milagro. Otras veces oro, pero Dios me permite pasar por una situación difícil. En esos momentos me gustaría girar y correr en la otra dirección, pero tengo que confiar. Porque enfrentar la vida difícil me ayuda a convertirme en la persona que Él me creó para ser. Jesús caminó por un camino más traicionero de lo que cualquiera de nosotros puede imaginar. Le preguntó a Dios si había otra manera, pero finalmente resolvió obedecer. “Continuó un poco más y se inclinó con la cara hacia el suelo, rezando: '¡Padre mío! Si es posible, que me quiten esta copa de sufrimiento. Sin embargo, quiero que se haga tu voluntad, no la mía " (Mateo 26:39). En el jardín de Getsemaní, Jesús llevó a tres hombres con él para vigilar mientras oraba. Sabía que se acercaba el momento de cumplir el plan de Dios, así que gritó esta súplica desesperada. Las palabras de Jesús nos muestran su compromiso con la voluntad de Dios. Estaba dispuesto a pasar por todo, sin embargo, todavía buscaba la posibilidad de una ruta alternativa. Siendo Dios en forma humana, Jesús sintió el dolor que sentimos. Hebreos 4:15 dice: "Este Sumo Sacerdote nuestro comprende nuestras debilidades, porque enfrentó todas las mismas pruebas que nosotros, pero no pecó". A través del dolor, eligió la sumisión. A través de la angustia, eligió la obediencia, independientemente del resultado. Una oración por perdonar a alguien que te lastimó Puede ser mi mayor desafío: el perdón. Después de todo, la persona que me hizo daño no pidió perdón, y ciertamente no lo merecía. Sin embargo, este tercer ejemplo de oración apasionada de mi Salvador me muestra cómo perdonar, incluso en medio de un profundo dolor. "Jesús dijo: 'Padre, perdónalos, porque no saben lo que están haciendo'" (Lucas 23:34). Jesús entendió la Verdad de la Palabra de Dios que algún día se registraría en Romanos 3:23, “porque todos pecaron y no alcanzan la gloria de Dios” (ESV). Sin embargo, eligió ser un ejemplo vivo del poder del perdón. Pasó por la tortura para mostrarnos su potencial. También nos lo ofreció a cada uno de nosotros sin condiciones. Las oraciones apasionadas de Jesús comparten un solo propósito: glorificar a nuestro Padre Celestial. “Oramos esto para que el nombre de nuestro Señor Jesús sea glorificado en ti, y tú en él, según la gracia de nuestro Dios y del Señor Jesucristo” (2 Tesalonicenses 1:12 NVI). Oró en serio, pero su enfoque permaneció constante. Hizo lo mejor para ti y para mí. Entonces, la próxima vez que vea una solicitud de oración en mi suministro de noticias, recordaré las oraciones apasionadas de Jesús. Incluso si tropiezo con las palabras, Dios siempre escucha. Determinemos hoy para mostrar una pasión desenfrenada en nuestra vida de oración al enfrentar la adversidad. A través de cada pérdida, incertidumbre o dolor, encontramos esperanza cuando lo llamamos. Kristine Brown es una comunicadora en el fondo que enseña sobre la Palabra poderosa y relatable de Dios. Ella es la autora de Over It. Conquistando la comparación para vivir el plan de Dios y fundadora de la organización sin fines de lucro, More Than Yourself, Inc. Kristine escribe sobre su historia de Dios y ayuda a otros a descubrir la suya en www.morethanyourself.com. Fecha de publicación: 8 de julio de 2016

Artículos De Interés