Momento Decisivo - 1-14 de Noviembre

El propósito del sufrimiento

Me hizo bien haber sido afligido, porque así llegué a conocer tus decretos. Salmo 119: 71

Después de pasar treinta y cinco años en una silla de ruedas a causa de un accidente que dejó paralítica a los diecisiete años, Joni Eareckson Tada dijo: «Creo que todos queremos conocer a Cristo, que queremos conocer el poder de su resurrección. Aun así, no muchos queremos conocer la comunión de su sufrimiento, y nadie quiere ser como él en su muerte ».

El apóstol Pablo dijo en Filipenses 3:10 que «llegar a ser similar a él en su muerte» es la forma de conocer «el poder que se manifiesta en su resurrección» y de «participar en sus sufrimientos». Somos conformados a su muerte muriendo a nuestra vieja naturaleza de pecado. ¡Y eso duele!

Dios, motivado por su objetivo de que lleguemos a parecernos a Jesús (Romanos 8:29), nos ponemos cara a cara con aquello que menos se parece a Cristo. Quizá sea nuestra impaciencia, nuestro enojo, nuestro amor por la comodidad, nuestro temor al futuro, nuestro deseo de hacer las cosas a nuestra manera. Morir a todas estas cosas es la única forma en que podremos parecernos a Cristo, cumpliendo así el plan supremo de Dios para nosotros. Si Dios le está mostrando, quizás por medio del dolor, algo que debe dejar atrás ... ¡déjelo entonces!

El poder de Jesús y la comunión con él se concretan cuando aprendemos a aceptar el sufrimiento igual que lo aceptó Cristo.

© 2007 Editorial Vida (Dr. David Jeremiah) Para más información por favor de visitarnos en www.momentodecisivo.org .

PO Box 3804

San Diego, CA 92163-1804

Correo electrónico:

Artículos De Interés