10 oraciones para el graduado

La temporada de graduación y los nuevos comienzos pueden traer una mezcla de emociones para muchos de nosotros. Aunque es un momento de gran celebración y nuevos comienzos, el proceso de dejar ir también puede traer algo de dolor. La crianza de los hijos a menudo es solo eso: un aprendizaje constante para dejar ir; Es un viaje a través de los años. Y ya sea que estén dando sus próximos pasos hacia el jardín de infantes, los estamos viendo irse a la universidad o directamente a su primer gran trabajo, puede ser difícil para nosotros como padres.

Pero hay esperanza. Nuestros hijos son suyos. No importa a dónde vayan, o cuántos años tengan, están bajo su cuidado. Ellos están en sus manos. Él tiene un gran propósito para ellos en esta vida y ese es el mejor lugar al que podemos dejarlos ir. En un mundo oscuro, eso puede ser difícil a veces. A menudo queremos seguir aguantando, con fuerza. Es un proceso diario para aprender a dejar ir, a través de todas las etapas de la crianza de los hijos.

Pero a medida que los confiamos directamente al cuidado de nuestro Dios poderoso y amoroso, podemos estar seguros de que Él ve, sabe y está allí con ellos, siempre. Él es capaz de cuidar a nuestros seres más preciados, incluso mucho mejor de lo que podríamos nosotros solos.

Sus manos son grandes. Llevar. Sostener. Proteger. Cubrir. Para liderar. Y ama a cada uno de ellos más de lo que podríamos imaginar.

Nunca subestimes la importancia de decir Su bendición y verdad sobre la vida de tus hijos, sin importar su edad. La oración es muy poderosa, y las palabras de Dios son verdaderas. Él promete en Isaías 55:11 que su palabra nunca volverá vacía, sin lograr grandes cosas. Nos recuerda que escucha nuestras oraciones y que siempre está trabajando en nuestro nombre y en nombre de aquellos a quienes amamos. Entonces podemos enviarlos ... cubiertos de oración, ricos en bendiciones, con gran esperanza y un futuro por delante. Aquí hay 10 oraciones para el graduado.

1. Una oración por la sabiduría

"Pero si alguno de ustedes carece de sabiduría, que le pida a Dios, que se lo da a todos con generosidad y sin reproche, y se le dará". (Santiago 1: 5)

Querido Dios, te pedimos que ayudes a nuestros hijos a caminar en tu sabiduría y gracia. Oramos por ojos espirituales y discernimiento en todas las cosas. Ayúdelos a ser líderes e influyentes sabios en esta generación, no conformados al mundo, sino transformados por su poder. Le pedimos que los equipe con todo lo que necesitan para hacer una diferencia para sus propósitos. Ayúdalos a vivir como la sal y la luz en un mundo oscuro que tan desesperadamente necesita saber tu verdad. Le pedimos su poder para ayudarlos a caminar continuamente en honestidad e integridad. Construya dentro de ellos una profunda piedad, para que estén más preocupados por su carácter que por su reputación. Oramos para que traten de honrarte durante toda su vida, para que tengan una visión y un corazón para el mundo. Extiende sus límites y dales una influencia increíble con las personas y las naciones. Haga que sus corazones y espíritus se abran a todos los planes y propósitos que tenga para ellos, y esté dispuesto a ir con valentía a donde quiera que llame.

2. Una oración por la protección

“El que habita en el refugio del Altísimo descansará a la sombra del Todopoderoso. Diré del Señor: "Él es mi refugio y mi fortaleza, mi Dios, en quien confío". (Salmo 91: 1-2)

Querido Dios, te pedimos tu poderosa protección sobre nuestros hijos a medida que van a diferentes lugares y se embarcan en nuevos viajes en la vida. Le pedimos que vigile sus caminos y mantenga seguros sus pasos. Protege su ir y venir. Le pedimos que los cubra por detrás y los proteja de todo mal. Oramos para que ninguna arma formada contra ellos prospere y que tú seas su escudo y defensor constante de los ataques del enemigo. Escóndelos a la sombra de tus alas; sean su refugio y seguridad en cada lugar al que vayan. Oramos para que les des una profunda conciencia del pecado, para que se confiesen rápidamente cuando han hecho algo malo y tengan el corazón para corregirlo. Pedimos libertad de la condena o el miedo. Oramos para que los ayudes cuando enfrentan tentaciones en esta vida, recordando que siempre estás ahí y que puedes ayudarlos a vencer. Le pedimos que proteja sus pasos del mal, les dé diligencia para alejarse de lo que está mal, que se atreverán a decir "no" a lo que está mal y "sí" a lo que está bien.

3. Una oración por bendición y favor

"El Señor te bendiga y te guarde, el Señor haga que su rostro brille sobre ti y sea amable contigo, el Señor vuelva su rostro hacia ti y te dé paz". (Números 6: 24-26)

Querido Dios, te agradecemos que tu gran favor, bendición y poderosa luz rodean a nuestros hijos. Oramos para que su presencia brille continuamente sobre ellos, y que sea amable con ellos y les de gran paz. Le pedimos que los ayude a saber siempre cuánto los quiere, especialmente por usted. Hazles constantemente constantes de que siempre estás con ellos; llénalos con la fe para creer que tus palabras son verdaderas y que tu Espíritu las guía. Les pedimos que encuentren plena confianza en la seguridad de su amor y cuiden de ellos. Oramos para que les brindes salud física, emocional y espiritual, y los protejas de enfermedades, enfermedades o cualquier daño a sus mentes y espíritus. Te pedimos audazmente que los equipes para cada propósito que tengas para sus vidas, y que les des resistencia constante para correr bien la carrera.

4. Una oración por orientación y dirección

“Confía en el Señor con todo tu corazón y no te apoyes en tu propio entendimiento, reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus caminos” (Proverbios 3: 5-6).

Querido Dios, te pedimos que le des a nuestros hijos sabiduría y dirección para tomar decisiones, y en cada nueva situación y viaje que tengas por ellos ahora. Enséñeles a escuchar atentamente su voz, que tendrían un corazón para obedecer su Palabra y un deseo de tomar las decisiones correctas. Oramos para que estos que tanto amamos caminen fiel y diligentemente en todos sus caminos. Le pedimos que haga firmes sus pasos, que su Palabra sea una lámpara constante para sus pies y una luz en su camino. Que puedan sentir la frescura de tu Espíritu sobre sus vidas de maneras asombrosas, y que se fortalezcan, infundidos con esperanza, para los nuevos caminos que tienes almacenados. Le pedimos su sabiduría y dirección clara sobre sus vidas, para que les brinde comprensión más allá de sus años. Le pedimos que abra las puertas que deben abrirse y cierre todas las que deben estar bien cerradas. Permita que cada regalo y tesoro que haya colocado dentro de sus vidas crezcan, se desarrollen y prosperen para darle gloria.

5. Una oración por la paz

“No te preocupes por nada, pero en todo, por oración y petición, con acción de gracias, presenta tus peticiones a Dios. Y la paz de Dios, que trasciende todo entendimiento, guardará sus corazones y sus mentes en Cristo Jesús. ” (Filipenses 4: 6-7)

Querido Dios, te pedimos tu Espíritu Santo para cubrir a nuestros hijos en tu gran paz y seguridad. Oramos para que sus pensamientos no se sientan atraídos por la preocupación y el miedo, sino que se llenen de la fuerza y ​​la confianza de su poder todos los días. Ayúdelos a creer sin dudar que seguramente está con ellos, en lo que sea que enfrenten, que nunca están solos. Ayúdalos a saber que eres poderoso dentro de ellos. Oramos para que puedas plantar en lo profundo de sus corazones una sensación de gratitud desbordante, que se liberen del amor al dinero y caminen en la libertad de contentamiento con un increíble espíritu de dar a los demás. Oramos para que de sus vidas fluya el servicio, el amor, la generosidad y la compasión en un mundo que necesita desesperadamente ver tu bondad en acción. Y cuando el miedo y la ansiedad luchan contra ellos, rogamos que sus palabras de verdad los sellen como un escudo, dándoles fuerza y ​​protegiendo sus corazones y mentes en su poderosa paz.

6. Una oración por las amistades piadosas

“Camina con los sabios y conviértete en sabio, porque un compañero de tontos sufre daño” (Proverbios 13:20).

Querido Dios, rezamos para que rodees a nuestros hijos con amigos y relaciones piadosas, tanto ahora como en el futuro. Protégelos de aquellos con motivos equivocados e influencias dañinas. Oramos por su futuro cónyuge, si los llevas a casarse algún día, estarías trabajando en sus vidas de manera poderosa incluso ahora. Les pedimos que les den corazones amables y compasivos, que vean las necesidades de quienes los rodean y extiendan el amor y la bondad. Ayúdelos a ofrecer su perdón y gracia a los demás, sabiendo cuánto también lo necesitamos para nosotros mismos. Dales la sabiduría para mirar más allá de las apariencias externas al corazón interno. Oramos para que los rodees de amigos y líderes que los desafíen a presionar más cerca de ti.

7. Una oración por el coraje

¿No te he mandado? Se fuerte y valiente. No tengas miedo; no te desanimes, porque el SEÑOR tu Dios estará contigo dondequiera que vayas " (Josué 1: 9)

Querido Dios, rezamos para que nuestros hijos sean fuertes y valientes, creyendo que los has llamado y siempre estás con ellos. Les pedimos que sean valientes para defender lo que es correcto, incluso si eso significa estar solos. Equípalos para cada propósito y viaje que tengas guardado, para que puedan vivir como guerreros poderosos en esta vida para tus propósitos. Oramos para que cuando enfrenten varias luchas y momentos difíciles, cuando experimenten pérdidas y las cosas no salgan bien, que les enseñe una mayor perseverancia a pesar de todo. Desarrolle un carácter más profundo, una fe más fuerte y use cualquier dificultad en sus vidas para el bien final, dándole la vuelta para bendecirlo. Les pedimos su poderosa audacia y coraje para enfrentar cada desafío que se les presente con la confianza y la paz que solo pueden obtener de su espíritu. Levanta la grandeza dentro de sus vidas, grandeza en esta generación. Que estén dispuestos a mantenerse firmes y verdaderos, apasionados por usted, creyendo que los ha diseñado con un propósito y buenas obras, lo que ha planeado y preparado de antemano para que lo hagan.

8. Una oración por la esperanza y el propósito

"Porque sé los planes que tengo para ti", declara el Señor, "planea prosperar y no lastimarte, planes para darte esperanza y un futuro". (Jeremías 29:11)

Querido Dios, te agradecemos que hayas dado a nuestros hijos una gran esperanza y un futuro. Oramos por los días que has propuesto para que entren, cada uno, y te pedimos que los llenes con tu espíritu y poder mientras viven su destino. Le pedimos que los inspire a nunca tener miedo de soñar en grande, correr fuerte y volar alto. Oramos para que no se permita nada que los detenga en esta vida. Que puedan cumplir con cada llamado que tienes en sus vidas. Fortalécelos para vivir una vida de tanto amor, pasión, influencia, esperanza y determinación que este mundo ha cambiado para mejor. Que siempre sepan que cualquier cosa es posible para el que cree, porque nuestro Dios siempre es mayor. Que tengan un profundo deseo de servir fielmente y un corazón para trabajar duro. Brilla sobre ellos. Llénalos con tu espíritu. Bendícelos con tu favor y paz.

9. Una oración por la alegría y la risa.

"El Señor ha hecho grandes cosas por nosotros, y estamos llenos de alegría" (Salmo 126: 3).

Querido Dios, rezamos por la risa y la alegría para llenar los días que tanto amamos. Trae un gran amor por el humor en y a través de sus vidas, para que sepan lo que es reírse profunda y frecuentemente. Les pedimos que sonrían al futuro y vivan con un sentido de aventura y expectativa en todo lo que tienen en la tienda. Le agradecemos por el recordatorio de que "la alegría del Señor es nuestra fortaleza", así que incluso en los días difíciles, les recordaría que su alegría nunca se basa en circunstancias externas, solo se puede encontrar en usted. Oramos para que tu alabanza siempre esté en sus labios, para que les des una gran habilidad en todo lo que les has llamado a hacer, y sus vidas sean un reflejo constante de tu luz y alegría, para tu gloria.

10. Una oración para que un corazón camine cerca de Dios

"¿Cómo puede un hombre joven mantenerse en el camino de la pureza? Al vivir de acuerdo a tu palabra. Te busco con todo mi corazón, no me dejes desviarme de tus mandamientos. He escondido tu palabra en mi corazón para no pecar contra ti ” (Salmo 119: 9-11).

Querido Dios, más que nada, pedimos que los corazones de nuestros hijos se sientan constantemente atraídos por ti. Oramos para que caminen diariamente en la presencia de tu Espíritu. Dales discernimiento espiritual y la capacidad de ver a través de las mentiras del enemigo y pasar por encima de sus trampas. Que siempre conozcan el gran poder de la oración y elijan ser guerreros para su Reino. Ayúdalos por el poder de tu Espíritu Santo a caminar fiel y diligentemente en tus caminos. Les pedimos que tengan un amor y un deseo por su Palabra y una sed insaciable por su presencia en sus vidas. Que sus corazones y espíritus sean tiernos hacia ti. Oramos para que les brindes una visión espiritual, sabiduría y comprensión profunda de tu verdad, incluso más allá de sus años. Gracias porque tu tiempo es perfecto. Oramos para que dirija sus pasos, para que sus planes prosperen; que cada lugar que hayas determinado para que caminen quedaría despejado. Les pedimos que les recuerden todos los días cuánto los aman, que encontrarían seguridad y confianza plenamente en ustedes, sabiendo que son confiables y verdaderos.

Y en todas estas cosas pedimos en el poderoso nombre de Jesús, Amén.

Relacionado: 20 regalos inspiradores para su graduado especial

SIGUIENTE: Una carta a mi hijo sobre tu graduación

Destacados

  • 5 hermosas lecciones para padres que sufren de depresión
  • 10 camarillas que existen en cada iglesia


Artículos De Interés