La oración de una madre por sus hijos, el hogar y el propósito

¡Las madres pueden perdonar cualquier cosa! Cuéntamelo todo y asegúrate de que nunca te dejaré ir, aunque todo el mundo debería apartarse de ti. ” -Louisa MayAlcott

Nada arrastrará la motivación para ser la mejor versión de nosotros mismos como el cargo y el desafío de la maternidad. Nuestro impulso es hacerlo bien porque nuestros niños tienen sus ojos fijos en nosotros. El amor de una madre refleja el de Dios: desinteresado, duradero e incondicional. Junto con la tarea de guiarlos a los pies de Dios, las madres están llamadas a vivir la compasión del Señor en la vida de sus hijos.

"Siempre se te perdona", les recuerdo a mis hijos, "y nunca amaste menos".

Esta es la promesa que experimentamos a través de Jesucristo. La historia del nacimiento de cada madre es tan única como las dos personas unidas por la vida en ese momento. Dios no está llamando a las madres a una vida de perfección sacrificada, sino a una vida de humildad y sabiduría. A medida que nos enfocamos menos en nosotros mismos, nos convertimos en la mejor versión de nosotros mismos.

Una hermosa oración por tus hijos

Padre,

Te alabamos por los niños. Ningún niño es colocado en el útero de una madre por coincidencia. Conoces cada vida y, en tu dominio, nos unes a los hilos únicos de la humanidad que estamos destinados a estar con tu gran amor antes de respirar nuestro primer soplo de aire terrenal. Padre, amárranos a madres que reflejen 1 Corintios 13: 4-7 amor. Queremos honrarte en la forma en que amamos a nuestros hijos. Ayúdanos a ser pacientes, cuando las horas son largas, la espera parece imposible y nuestra fuerza nos falla. Llénanos de amabilidad, cuando nuestra necesidad de criticar nos abruma.

Padre, crea en nosotros un deleite por tu verdad y una voluntad de adorarte en temporadas de sufrimiento y momentos de triunfante logro. Mientras nos proteges, permítenos proteger a nuestros hijos, Padre. Ayúdanos a construir un puente de confianza con nuestros hijos y a allanar el camino para esperar que te encuentren y abracen a ti, su Padre y Creador. Padre, la maternidad es abrumadoramente difícil. Lo que no podemos encontrar la fuerza para hacer por nosotros mismos, perseveremos para que nuestros hijos puedan ver tu amor por ellos reflejado en nuestras vidas. Oramos hoy, Padre, para que Tú mantengas a nuestros hijos físicamente seguros y protejas sus corazones y mentes. Que sus amistades sean piadosas y centradas en Dios, sus relaciones y matrimonios basados ​​en la bondad y en buscarte a ti primero.

Bendícelos para escuchar Tu voz por encima de todos los demás, y encuentra su propósito y pasiones temprano en la vida. Que nunca dejen de perseguirte a ti y a los talentos y dones que les has dado. Ve delante de nosotros y perdona nuestros errores mientras hacemos nuestro mejor esfuerzo para criar a nuestros hijos, Padre. Gracias por bendecirnos con el privilegio de ser una parte tan intrincada de Tu creación. Ayúdanos a estar en paz con lo que no podemos entender y a trabajar duro con lo que sabemos.

En el nombre de Jesus,

Amén.

1 Corintios 13: 4-7, "El amor es paciente, el amor es amable. No envidia, no se jacta, no es orgulloso. No deshonra a los demás, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda ningún registro de errores. El amor no se deleita en el mal sino que se regocija con la verdad. Siempre protege, siempre confía, siempre espera, siempre persevera ".

Para otra oración para rezar por sus hijos, haga clic aquí.

Haga clic aquí para una oración para orar por el futuro de su hijo.

Una oración fiel por tu hogar

Padre,

Hoy te alabamos por tu hogar. Bendice este espacio que compartimos con las personas que has colocado a nuestro alrededor. Padre, siempre nos perdonas y nunca nos amas menos. Ayúdanos a abrazar esa mentalidad cuando caminamos por las puertas de nuestra casa todos los días. Como recuerda Colosenses 3:13, ayúdenos a "tener paciencia y perdonarnos unos a otros". Las familias comparten cuatro paredes que nos atestiguan a todos de una manera que el resto del mundo no. Crea un refugio seguro para nosotros en casa, padre. Enciende en nosotros la capacidad de abrazarnos y alentarnos, defectos y buenas cualidades por igual. Que podamos reconocer las fortalezas de los demás más de lo que nos molestan las debilidades.

Padre, hoy te pedimos perdón por los momentos en que hemos perdido la paciencia en el pasado y en el futuro. Haznos crecer en sabiduría para ser conscientes de nuestras palabras. Convénganos para que nos sirvamos unos a otros y dejemos de lado nuestras actividades y agendas egoístas. Nos has perdonado, así que nosotros también podemos extender el perdón el uno al otro todos los días.

Gracias por darnos un sistema de apoyo y un pequeño ejército para perseguir Tu justicia. Bendice nuestro hogar para ser un ejemplo acogedor de tu amor. Bendice a todos los que cruzan nuestras puertas y a nosotros cuando salimos de ellas y salimos al mundo cada día. Que el amor que absorbemos en casa sea suficiente para alentarnos y sostenernos mientras caminamos durante los días en la escuela, el trabajo y en la búsqueda de nuestras pasiones y pasatiempos. Ayúdanos a mirar hacia afuera a las personas, notando a aquellos que colocas en nuestros caminos y buscando formas de amarlos.

Mantenga nuestra casa segura. Protégelo de intrusos e invasores que deseen dañarnos. Bendice nuestro hogar con tu presencia, Señor Jesús. Proteger nuestro hogar contra el mal que planea descarrilar y confundirnos. Danos el discernimiento para ver y reconocer los ataques por lo que son, y la fuerza de la fe para alejarnos de la tentación cuando levanta su fea cabeza. Mantennos puros en mente, cuerpo y espíritu, Padre. Deje que nuestro hogar sea un bienvenido refugio de paz para todos los que lo visiten.

En el nombre de Jesus,

Amén.

“Recuerdo las oraciones de mi madre y siempre me han seguido. Se han aferrado a mí toda mi vida ". - Abraham Lincoln

Colosenses 3:13, "Soporten unos con otros y perdónense si alguno de ustedes tiene un agravio contra alguien. Perdone como el Señor lo perdonó".

Para otra oración para rezar sobre su hogar, haga clic aquí.

Haga clic aquí para obtener una oración adicional para rezar por su familia.

Una oración poderosa para tu propósito como madre

Padre,

Hoy venimos a ti con corazones agradecidos. El regalo de la maternidad es una gran bendición, y te agradecemos por el privilegio y el honor de llevar el título de 'Mamá'. A medida que muchas de las grandes madres bíblicas vienen a nuestras mentes, recordamos el legado en el que hemos sido injertadas. Los sacrificios hechos por el amor por ti y sus hijos pavimentan un camino lleno de ejemplos y aliento para que sigamos. Ayúdanos a recordar ir a esos lugares en las Escrituras cuando anhelamos una sensación de camaradería y cuando nos sentimos solos en nuestras luchas como madre.

Ayúdanos a combatir el miedo al aislamiento que puede alcanzar a las madres. Recuérdenos que estamos ubicados a propósito en las vidas, familias y comunidades de nuestros hijos. Exhortanos a que nos comuniquemos con las personas que ha puesto en nuestras vidas, tanto en momentos de necesidad como para alentar a aquellos que crían niños a nuestro lado o detrás de nosotros. Danos una comprensión clara de tu propósito para la maternidad.

Padre, no siempre lo haremos bien. Muchos días, lucharemos para mantenernos cuerdos y agotar nuestra paciencia antes de que el día apenas haya comenzado. Ven a nuestros corazones con toda tu fuerza con tu amor y convicción para seguir luchando hacia ti. No hacia la perfección, y no en comparación, sino directamente hacia ti. Oramos Proverbios 31: 15-17 sobre nuestras vidas, hoy y todos los días.

“Se levanta de la cama temprano, en la quietud de la noche, preparando cuidadosamente la comida para su familia y proporcionando una porción a sus sirvientes. Ella tiene un plan. Ella considera una tierra y la compra; luego, con sus ganancias, planta un viñedo. Ella se envuelve en fuerza, se lleva con confianza y trabaja duro, fortaleciendo sus brazos para la tarea en cuestión. "(VOZ parafraseando).

Padre, queremos que nuestros planes se alineen con tu voluntad. Conviértanos en madres seguras, trabajadoras y fuertes, aptas para la tarea en cuestión. No somos todas estas cosas cuando nuestro bebé llora por primera vez, pero Tú eres fiel. Un día, comenzaremos a mirar hacia atrás y ver las huellas de su cuidado amoroso en los momentos en que nos sentimos abrumados y poco calificados. Bendícenos para ser humildes reflejos de Tu gracia, evidentemente imperfectos y dependientes de Ti. Más ardientemente, oramos para guiar a nuestros hijos a Cristo. Discipularlos bien por la forma en que vivimos nuestras vidas y las palabras de Tu sabiduría inspirada. Bendice y guía cada palabra y nota de disciplina para honrarte y servir tus propósitos.

A través de la tarea de la maternidad, nunca perdamos de vista quiénes somos en Cristo. Mantenga nuestros pies en el camino de la justicia y nuestros corazones en busca de la sabiduría. Bendice nuestras vidas con amigos piadosos y amistades centradas en Dios. Bendice y protege nuestros matrimonios en medio de los desafíos de la paternidad. Padre Dios, moldea a las madres que ya sabes que somos.

En el nombre de Jesus,

Amén

"Aprendí más sobre el cristianismo de mi madre que de todos los teólogos en Inglaterra". -John Wesley

Proverbios 31: 15-17: "Se levanta cuando aún es de noche; proporciona comida para su familia y porciones para sus sirvientas. Considera un campo y lo compra; de sus ganancias planta un viñedo. su trabajo vigorosamente, sus brazos son fuertes para sus tareas ".

Más oraciones por las mamás ...

Mamás de múltiples, depresión posparto,

¿Qué dice la Biblia sobre las madres?

Hay más de 300 versículos que contienen la palabra "madre" en la Biblia. Las Escrituras están llenas de mujeres que confiaron en la fuerza de Dios para criar a sus hijos.

"Solo Dios mismo aprecia la influencia de una madre cristiana en la celebración del carácter en sus hijos". -Billy Graham

La maternidad puede sentirse similar a la de un equipo de boxes de un solo hombre. El trabajo se sobrecargará y nos distraerá de las alegrías y las bendiciones de la maternidad si nos centramos en la perfección perpetua de la recuperación. Caroline Albanese lo dice maravillosamente en su artículo titulado, "Madres, abrazar el desorden" . Ella alienta a las mamás al amonestar: "Si quieres la abundancia, debes abrazar el desorden". Y Carolyn Mahaney refleja su sabiduría a través de un verso apreciado que recuerda ella y alienta a las madres a confiar más en Dios. "Confía en el Señor y haz el bien" . Salmo 37: 3

Haga una pausa antes del inicio del pánico en un día lleno de tareas interminables y mentes jóvenes no conformes. Las mejores madres están centradas en Cristo. Se dan cuenta del valor de la perspectiva adecuada y la sabiduría divina. El Salmo 127: 3 dice: “Los niños son un regalo del Señor; son una recompensa de Él ”. La maternidad no es la carga temerosa que nuestro enemigo nos haría creer, sino una bendición y un privilegio únicos para acercarnos a Él. La maternidad no debería ser una carga para temer, sino una bendición y una aventura para abrazar. No podemos controlar las elecciones de nuestros hijos, pero podemos influir en ellos por la vida que vivimos. Para liderar bien, debemos estar inmersos en Su Palabra, diariamente. Toda la sabiduría fluye de las ricas páginas de las Escrituras.

“Ella debe ser respetada por todos por el bien que ha hecho. ¿Ha criado bien a sus hijos? ¿Ha sido amable con extraños y ha servido humildemente a otros creyentes? ¿Ha ayudado a quienes están en problemas? ¿Siempre ha estado lista para hacer el bien? ” -1 Timoteo 5:10 NTV

Timoteo vivió una gran vida de fe. Muchos creyeron en Cristo debido a su trabajo en compartir el Evangelio. Trillia Newbell observa brillantemente en su artículo, "La increíble vocación de ser 'mamá'". Aunque no sabemos mucho sobre el padre de Timothy, la fe de su madre fue suficiente para establecer el tono de su vida. Si aspiramos a ser madres de 1 Timoteo 5:10, debemos rezar esta nota de la Escritura sobre nuestras vidas.

Haga clic aquí para obtener una oración adicional por las madres.

11 versículos bíblicos sobre madres y familia

  • Éxodo 2: 8 - "Honra a tu padre y a tu madre, para que puedas vivir mucho tiempo en la tierra que el Señor tu Dios te está dando".
  • Josué 24: 15b - "Pero en cuanto a mí y mi familia, serviremos al Señor".
  • Proverbios 22: 6 - "Comienza a tus hijos por el camino que deben seguir, e incluso cuando sean viejos no se apartarán de él".
  • Proverbios 29:17 - "Disciplina a tus hijos, y ellos te darán paz; te traerán las delicias que deseas".
  • Proverbios 31: 15-17 - "Se levanta cuando aún es de noche; proporciona comida para su familia y porciones para sus sirvientas. Considera un campo y lo compra; de sus ganancias planta un viñedo. su trabajo vigorosamente, sus brazos son fuertes para sus tareas ".
  • Salmo 127: 3 - "Los niños son una herencia del Señor, la descendencia una recompensa de él".
  • Lucas 1: 46-48 - "Y María dijo: 'Mi alma glorifica al Señor y mi espíritu se regocija en mi Dios mi Salvador, porque él ha sido consciente del humilde estado de su siervo. De ahora en adelante todas las generaciones me llamarán bendito '"
  • 1 Corintios 13: 4-7 "El amor es paciente, el amor es amable. No envidia, no se jacta, no es orgulloso. No deshonra a los demás, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda ningún registro de errores. El amor no se deleita en el mal sino que se regocija con la verdad. Siempre protege, siempre confía, siempre espera, siempre persevera ".
  • Efesios 6: 1-3 - "Hijos, obedezcan a sus padres en el Señor, porque esto es correcto. 'Honren a su padre y a su madre', que es el primer mandamiento con una promesa ', para que les vaya bien. y que disfrutes de una larga vida en la tierra ".
  • 1 Pedro 5: 2-3 - "Sean pastores del rebaño de Dios que está bajo su cuidado, velando por ellos, no porque deban hacerlo, sino porque están dispuestos, como Dios quiere que sean; no persiguen ganancias deshonestas, sino ansiosos por servir, no decirlo sobre los que se te han confiado, sino ser ejemplos para el rebaño ".
  • 1 Juan 4:19 - "Amamos porque él nos amó primero".

La maternidad es un llamado. Muchas madres también equilibran otros llamamientos. Nuestros hijos tienen un asiento de primera fila para todas las veces que lo hacemos bien y las muchas veces que nos ven caer. Disculparse en esos momentos les enseña humildad divina. Dar gloria cuando triunfamos les muestra cómo honrar a Dios con sus dones y talentos. La oración durante todo el día les permite darse cuenta de nuestra dependencia de la fuerza de Dios, sobre la nuestra. La vida que vivimos es nuestro mayor testimonio. Y quizás la audiencia más importante son nuestros hijos.

Para ver más versículos bíblicos sobre la maternidad, haga clic aquí.

Para más versos sobre la crianza de los hijos, haga clic aquí.

Para más versos sobre la familia, haga clic aquí.

Para citas más inspiradoras sobre la maternidad, haga clic aquí.


"Megs" escribe sobre la vida cotidiana dentro del amor de Cristo. Salió de su zona de confort y de su carrera de marketing para obedecer el llamado de Dios de quedarse en casa y ser "mamá" en 2011. De ese paso de obediencia nació su blog, Sunny & 80, una forma de retener los divertidos momentos cotidianos de maternidad. (//sunnyand80.org) Meg también es escritora independiente y autora de "Friends with Everyone". Le encanta dirigir su estudio bíblico los lunes por la mañana, ser madre de baile, correr a distancia y fotografía. Meg reside en el norte de Ohio con su esposo, sus dos hijas y Golden-Doodle ... todos ávidos fanáticos de los Cleveland Browns.

Artículos De Interés