Preparación práctica y 3 pasos sencillos para el estudio bíblico diario

Amo el estudio de la Biblia. La Palabra de Dios es milagrosa y asombrosa. En la Biblia, el Dios del universo se ha revelado a sí mismo, su carácter, sus caminos y sus propósitos. ¡Para nosotros!

Tú y yo podemos llegar a conocer al único Dios verdadero a través de la Biblia. Y no tenemos que ser eruditos o teólogos para estudiar la Biblia.

Hay muchas formas diferentes de estudiar la Biblia. Podemos estudiar libros completos de la Biblia, temas o personajes. Podemos estudiar en grupos usando la guía de estudio de otra persona. O podemos estudiar por nuestra cuenta, todos los días, solo nosotros, Dios y Su Palabra. Todo lo que necesitamos es un deseo, un corazón abierto y una copia de la Palabra de Dios.

Lo que comparto a continuación es esencialmente lo que hago todos los días cuando abro mi Biblia. Algunos días paso más tiempo que otros días. Puede usar este marco básico incluso en unos pocos minutos. Este método de "estudio" lo ayudará no solo a leer su Biblia, sino también a descubrir la verdad que Dios tiene para usted y su vida hoy.

Pero antes de cubrir este sencillo método de estudio de 3 pasos, demos un paso atrás. Muchos de nosotros luchamos por encontrar el tiempo para abrir nuestras Biblias. Anhelamos leer y estudiar la Palabra de Dios, pero la vida parece tener otras ideas.

Vivimos en un mundo ocupado. Todos tenemos responsabilidades laborales, domésticas y familiares. Lamentablemente, con demasiada frecuencia lo urgente deja de lado las cosas más importantes. Sin embargo, con un poco de preparación podemos hacer que la lectura de la Biblia y el estudio sean más posibles.

Preparación práctica para el estudio regular de la Biblia

Establezca un lugar y horario regulares :

Somos criaturas de costumbre. Si sabemos cuándo y dónde nos encontraremos con Dios, es mucho más probable que lo hagamos. Incorpore este tiempo a su horario diario. Si un tiempo regular es nuevo para usted, comience con poco y permita que Dios lo haga crecer. Dios puede hacer mucho con incluso 15 minutos dedicados a Él. Me encuentro con Dios a primera hora de la mañana, pero este no es el mejor momento para todos. Determine a qué hora del día es mejor para usted y comprométase con Dios y con usted mismo. Pero también date gracia cuando no sucede. Siempre hay un mañana.

Ten un plan :

La lectura de la Biblia al azar puede conducir fácilmente a la inconsistencia y la frustración. Me parece más fácil comenzar a leer si sé dónde leeré antes de abrir mi Biblia. Un plan también aumenta las posibilidades de que lea con regularidad. Elija un plan que funcione para el tiempo que tiene que pasar con Dios cada día. Si solo puede comprometerse a 15 minutos, no intente leer la Biblia en un año. Hay una gran variedad de planes disponibles. Puede encontrar planes para leer un libro de la Biblia, planes temáticos, planes con temas festivos y más. O elija un Libro de la Biblia para leer y seleccione un número determinado de versículos para leer cada día.

Organice su "caja de herramientas" :

Reúna todo lo que necesitará para su tiempo en la Palabra de Dios y manténgalo todo junto en su lugar designado para que siempre esté preparado. Sus herramientas pueden incluir cosas como su plan de lectura, bolígrafos y marcadores, y un diario. Y por supuesto, tu Biblia! Dependiendo de dónde se encuentre su lugar de estudio, puede resultarle útil guardar sus suministros en una caja, bolsa o canasta.

Minimiza las distracciones :

Aunque es imposible eliminar todas las distracciones, podemos tomar medidas para mantener nuestro enfoque. Por ejemplo, silencia tu teléfono. Hágale saber a su familia lo importante que es el tiempo para usted. Mis mayores distracciones son el correo electrónico y las redes sociales. Tuve que comprometerme a no abrir mi computadora portátil hasta después de haber pasado tiempo con Dios. Determine qué compite más por su atención y encuentre formas de limitarlos.

3 pasos fáciles para el estudio bíblico diario

Los siguientes tres pasos se pueden usar para cualquier pasaje de la Biblia. No importa el plan de lectura que esté utilizando, puede seguir estos pasos para aprovechar más su tiempo en la Palabra de Dios.

Estos pasos nos llevan más allá de simplemente leer las Escrituras. Nos ayudan a meditar en él, a ingerirlo. Los pasos también son flexibles. En los días ocupados puede hacer esto en unos momentos.

Y cuando tenga más tiempo, puede quedarse, obteniendo aún más de su tiempo de estudio.

Paso 1: leer

Lee en oración :

Antes de comenzar, pídale a Dios que le enseñe. Pídale que abra su mente y corazón no solo para comprender lo que está leyendo, sino también para ayudarlo a estar dispuesto a aplicar Su verdad a su vida. ¡Sigue orando mientras lees! Hazle preguntas a Dios sobre lo que estás leyendo. Él quiere que lo entiendas.

Leer varias veces :

La Palabra de Dios está llena de cosas maravillosas. Es fácil pasar por alto detalles e incluso una profunda verdad espiritual con solo una lectura. Elija un plan de lectura de la Biblia que tenga lecturas diarias lo suficientemente manejables como para darle tiempo para leer el pasaje dos o tres veces.

Leer en diferentes traducciones :

Leer en diferentes traducciones también aumentará la comprensión. Comience con una traducción palabra por palabra como ESV o NASB. Luego pruebe un pensamiento por pensamiento como el NIV o el NLT.

Paso 2: Comprende

Nuestro objetivo en este paso es entender lo que significa el pasaje: lo que Dios quiso decir cuando lo inspiró, no lo que creemos que significa para nosotros. Cada pasaje de las Escrituras en la Biblia tiene UN significado: lo que Dios quiso decir cuando las Escrituras se escribieron por primera vez. Aunque solo hay un significado, la Palabra de Dios tiene una aplicación infinita. Nuestra tarea en este paso es descubrir el significado original a través de la observación del texto.

Antes de comenzar su observación, asegúrese de comprender el contexto del pasaje más grande. Es fácil entender mal un solo verso o pasaje corto cuando se saca de los pasajes circundantes.

Aunque es posible que no encuentre todos los siguientes en cada pasaje, aquí hay algunas cosas que debe buscar:

Verdades acerca de Dios :

La Biblia es ante todo un libro sobre Dios. Él está en todas partes, en cada pasaje, en cada página. Puede ser evidente o sutil, pero Él estará allí. Busca verdades sobre su naturaleza, su carácter, sus caminos y sus propósitos.

Palabras clave y frases :

La repetición en la Palabra de Dios no es accidental. Si ve palabras y frases repetidas, tome nota. Dios está tratando de señalar algo importante.

Hechos importantes :

Marque cualquier hecho que vea en el pasaje que lo ayudará a comprender lo que está sucediendo. Cosas como personas, lugares y números pueden ser clave para la comprensión.

Comandos:

La Biblia está llena de mandamientos. Algunos son comandos únicos para individuos específicos en un momento específico. Otros son para todo el pueblo de Dios para siempre. ¡Por ejemplo, "amarse unos a otros" es aplicable a nosotros hoy!

Principios espirituales :

Habrá una gran superposición aquí con "verdades acerca de Dios". Sin embargo, los principios espirituales eternos impactan nuestra vida diaria. Por ejemplo, el Salmo 1 enseña que aquellos que meditan constantemente en la Palabra de Dios prosperarán espiritualmente y vivirán vidas fructíferas para el Reino de Dios.

Dependiendo de su preferencia, puede marcarlos en su Biblia, tomar notas en un diario o grabarlas de alguna otra manera. Yo uso una Biblia de diario con una columna de diario extra ancha y forrada. Hago notas de estudio allí y uso un sistema de resaltado para ayudarme a observar el pasaje.

Por ejemplo, uso púrpura para marcar verdades sobre Dios, azul para comandos y naranja para palabras clave.

Paso 3: aplicar

El conocimiento de la Palabra de Dios nunca es el juego final. La aplicación que conduce a la transformación espiritual es siempre nuestro objetivo.

Entonces, una vez que hayamos leído y entendido, pidamos a Dios que nos muestre cómo aplicar estas verdades a nuestras vidas.

Aquí hay algunos ejemplos de cómo se vería una aplicación:

  • Oración : Puedo descubrir algo que necesito orar por mí o por otros.
  • Arrepentimiento: Dios puede revelar un pecado o área de desobediencia que necesita ser confesado y rechazado.
  • Obediencia: Dios puede mostrarme una acción que debo tomar o una decisión que debo tomar.
  • Creer: La nueva información sobre Dios puede requerir que realinee mis creencias con Su verdad.
  • Expresar: La lectura puede provocar un elogio o acción de gracias que necesito expresarle a Dios.

"Bienaventurado el que no camina al paso de los impíos ni se interpone en el camino que los pecadores toman o se sientan en compañía de burladores, pero cuyo deleite está en la ley del Señor, y que medita en su ley día y noche . Esa persona es como un árbol plantado por chorros de agua, que produce su fruto en temporada y cuya hoja no se marchita, lo que sea que haga prospera. Salmo 1: 1-3, NVI


Kathy Howard, una ex maestra bíblica “cristiana cultural”, ahora vive una fe inquebrantable por la vida y alienta a otras mujeres a abrazar la fe real y auténtica. Kathy es autora de 8 libros, entre ellos " 30 días de esperanza al cuidar a los padres que envejecen ". Encuentra estímulo espiritual y ayuda de discipulado gratis en su sitio web .

Artículos De Interés